Chiang Mai: que ver y que hacer. 10 razones poderosas

bienvenido a Chiang Mai

 

Chiang Mai: por que venir y que hacer.

 

Por que venir:

Chiang Mai es una de las ciudades más grandes de Tailandia, situada en el norte del país. Es su pequeño gran tesoro del norte y tiene más de 300 templos por sus calles, en cada rincón encuentras uno. Para mí, además, su encanto radica en:

- Es una ciudad-pueblo, como lo llamo yo, una ciudad que cautiva porque se puede encontrar de todo, pero a la vez conserva el encanto de un pueblo, donde todo parece que esta cerca y uno se pasea con tranquilidad por sus calles, sin miedos y stress. En inglés se dice “walkig city” algo así como ciudad para pasear.

- Su gente es muy agradable y cariñosa, y te hacen sentir como si estuvieras en casa.  

- Exotismo y familiaridad: Una ciudad muy atrayente para extranjeros que vienen de vacaciones o buscando un nuevo hogar, porque combina el exotismo del país con las mejores y últimas tecnologías. Y que ha hecho que se convierta en un lugar de moda para los “nómadas digitales”.

Que se puede hacer si llegas como turista:

 

  1. Conocer la ciudad antigua: templos y mercados

 Pasear a pie, en bicicleta, en moto en tuktuk oen songteuk (taxi compartido) por sus calles. Tomarse un café en cualquier rincón, descubrir un nuevo templo hay más de 300, y disfrutar de una buena comida en la calle. Visitar sus múltiples mercados: para mi la joya es el Mercado de Warrarot, China Town, con templitos chinos y medicina tradicional, donde también puedes encontrar desde costureras en la calle hasta vendedores de tortugas. Hay mercados y mercadillos, mercados diurnos y nocturnos donde se mezcla de olores y colores de  la comida, la artesanía, la moda y el arte genera todo un espectáculo para los sentidos. Toda una experiencia.

2. Visitar Doi Sutep: es el parque nacional mas cercano a la ciudad, con unos hermosos miradores para contemplar la ciudad. Además de naturaleza en estado puro,  podemos ver el templo Doi Sutep, mi favorito, y el pueblo  Mong Doi pui.

  1. Acercarse al Budismo, la meditación y la forma de vida de los monjes.

 Bien visitando alguno de sus templos y hablando con sus monjes, o acercándonos a templos donde hay charlas organizadas, podemos probar la experiencia en Wat Suan Dock (www.monkchat.net)

También podeis apuntaros a un curso de meditación. En varios monasterios se ofrecen retiros y cursos de meditación vipassana. Las únicas normas son: ser respetuosos con sus preceptos, vestir ropa blanca sencilla (la venden en los templos) y, se agradecen los donativos. Podéis consultar las páginas web de cada monasterio para ver las características de los cursos. El templo de Doi Suthep, el International Buddhism Center (www.fivethousandyears.corg), ofrece retiros de meditación de nivel principiante a avanzado.

 

  1. Etnoturismo: Saliendo un poco de la ciudad, encontramos que en las montañas de Chiang Mai conviven tribus como los Hmong, Lisu, Karen, Lahu, Ahka. Podemos acercarnos a sus pueblos de forma ética y observar su forma de vida. Lo ideal es poder ir de mano de algún guía que pertenezca a la tribu y que nos cuente de primera mano sus tradiciones.

 

  1. Conocer Chiang Rai y el triangulo de oro. Frontera entre Laos, Myanmar y Tailandia. Dar una vuelta por la ciudad, conocer su templo blanco y visitar son extensos paisajes compuestos por pequeñas aldeas, casas, bosques, colinas.

 

  1. Doi intannon: la montaña más alta de Tailandia

Tiene un microclima propio muy fresco que hace que la jungla sea especialmente hermosa. Además podemos visitar una de las cascadas mas hermosas del pais.

 

  1. Ecotrekking y aventura

Hacer trekking por sus maravillosos parques naturales, con la posibilidad de dormir en la jungla. Algunas de las zonas con más buena fama para hacer este deporte son Samoeng, Mae Sa, Doi Inthanon . Podréis contratar packs de más de un día con guía en cualquier agencia de Chiang Mai.

 

  1. Pasar un día con los sorprendentes elefantes.

El elefantes es su símbolo nacional, ya que estos animales han mantenido un estrecho vinculo con la historia y las costumbres del país. Están estrechamente relacionados con la forma de vida de su gente, como medio de transporte. Y sobre todo el elefante blanco está muy conectado con la casa real como uno de sus símbolos.

Chiang mai es una de las áreas donde puedes encontrar estos magnificos animales. Hay mucho debate en cuanto a como son tratados o maltratados hoy en día,  desde aquí queremos motivaros para acercaros a ellos de la forma más ética y sana. Visitando sitios como el Elephant Nature Park (2500 Bat un día)

 

  1. Cursos de masajes o disfrutar simplemente de ellos.

Creen los orientales que existe una energía vital que entra en nuestro cuerpo a través de la respiración y llega a todas sus partes a través de canales de energía. Cuando hay un bloqueo de esta energía por causas que pueden ser de tipo físico psíquico o emocional, se produce un desequilibrio de energía y a la larga, la enfermedad. 

El Masaje Tradicional Tailandés es un trabajo corporal lento y dinámico que implica estiramientos pasivos con presiones estáticas en todo el cuerpo, estas presiones y los estiramientos activan el flujo de la energía vital, previniendo y curando los bloqueos energéticos. 

Por un  precio casi de risa, unos 4 euros,  podemos disfrutar de una técnica que además de relajarnos nos equilibrará.

Si te interesa como dar estos masajes te puedes apuntar a un curso en español o en inglés.

 

10. Cocina tailandesa. Aprender a cocinarla o simplemente disfrutarla.

 Variedad de sabores, de colores, de olores. Comida en la calle, preciosos restaurantes, mercados flotantes, china town, mercadillos callejeros, todo excita estos sentidos en Tailandia. Otra forma de disfrutar este país a través de su cocina.

En cada rincón hay una escuela o un restaurante donde te enseñan a cocinar sus platos. Eso si, ojo con el picante.

Compartir/Guardar

1 Comentarios

Me ha parecido muy interesante para decidirme a visitar esta parte de Thailandia.

Si no tienes Facebook, también puedes escribir tu comentario